Quantcast
GenteGente

Ex primera dama de Honduras, Aguas Ocaña abre su corazón Corazón Valiente

POR Brenda Ortez 28 de Noviembre de 2012

Las estremecedoras historias que Aguas Ocaña descubrió mientras intentaba salvar a niños desprotegidos en Honduras, se unen con sus propios sufrimientos y conflictos personales en Dos Pasiones, el libro que presentó recientemente en España, y en el que la ex pri-mera dama se confiesa con el corazón abierto. Desde Filipinas, ella comparte con ESTILO los detalles de esta nueva aventura.

  • La diplomática española Aguas Ocaña, enfundada en otro modelo tradicional de Filipinas, posa desde Manila, apenas unos días antes del lanzamiento del libro.
    La diplomática española Aguas Ocaña, enfundada en otro modelo tradicional de Filipinas, posa desde Manila, apenas unos días antes del lanzamiento del libro.
  • Aguas, vestida con un traje tradicional de Filipinas, el país donde reside hace más de un año y medio y donde se siente feliz y plena, con una “vida sana y mucha paz interior”.
    Aguas, vestida con un traje tradicional de Filipinas, el país donde reside hace más de un año y medio y donde se siente feliz y plena, con una “vida sana y mucha paz interior”.
  • Ex primera dama de Honduras, Aguas Ocaña sobre Dos Pasiones.
    Ex primera dama de Honduras, Aguas Ocaña sobre Dos Pasiones.
VER TODAS LAS FOTOS (16)
Imprimir 
Texto 

Dos Pasiones se abre ante el lector con una recopilación de historias que tocan el corazón.

Aguas descubrió tantas de ellas en Honduras que fue difícil saber elegir cuáles publicar, y es que las 352 páginas del libro no son suficientes para todas aquellas vidas maravillosas que la conmovieron.

Sin embargo hay algunas que no podía dejar de contar, “como cuando encontré a mi hija Francis moribunda o cuando la llevé de regreso a la Montaña de la Flor, des-pués de seis meses de recuperación entre el hospital y mi casa, para ver qué decidía su familia sobre su futuro. Ese es un momento que nunca olvidaré porque cuando ella identificó su “montaña”, como siempre llamaba a su antiguo hogar, y vio a su gente, reaccionó como un auténtico animalito herido y gritaba desesperadamente mientras se aferraba a mi cuello: ´no mami no, a la montaña no, con la abuelita no…mami´... Lo entenderán bien cuando lean el libro.También tengo un lugar muy especial en mi corazón para el momento en que me separé en España de los niños testigos protegidos que convivieron con nosotros por un año y medio.

+ Fotogalería Aguas Ocaña habla en exclusiva sobre su libro Dos Pasiones

SHARE ON

Comentarios

Portada del mes

En esta edición

Paola Bondy Leer mas

Instagram