Quantcast
ActualidadActualidad

VENDIDO: El penthouse más caro del mundo Millonarios vuelven a invertir en bienes raíces de lujo

POR Fernando Neda 13 de Septiembre de 2010

El penthouse de dos pisos La Belle Epoque ubicado en Monte Carlo, Mónaco fue vendido por $305 millones de dólares. Los millonarios del mundo están volviendo a invertir en el mercado inmobiliario de lujo.

Imprimir 
Texto 

La venta de una extravagante residencia ubicada en el área de Monte Carlo en el Principado de Mónaco se ha convertido en una de las compras inmobiliarias más caras en la historia. Un poderoso inversionista del Medio Oriente ha desembolsado $305 millones de dólares por un penthouse de dos pisos situado en uno de los edificios más famosos de la Riviera Francesa.

Con un área total de 17,500 pies cuadrados y vistas ininterrumpidas de la marina de Mónaco, el apartamento de 30 habitaciones incluye 3 suites, cada una equipada con dos baños, vestidor, cocina y sala de televisión. La lujosa residencia también cuenta con una biblioteca, gimnasio, una terraza rodeada de arboles de 15 pies de altura y una piscina infinity. El apartamento incluye un salón de entretenimiento con mesas de billar, maquinas de videojuegos, un jacuzzi y un spa. Además, con solo tocar un botón, finas obras de arte y pantallas de televisión emergen de las paredes al antojo de los residentes.

El extraordinario apartamento también posee un sistema de seguridad con tecnología de punta, incluyendo videocámaras, vidrios blindados y una habitación de pánico (un cuarto secreto y fortificado que proporciona un lugar seguro y vías de comunicación independientes ante una situación de peligro).

La propiedad fue vendida por los hermanos británicos Christian y Nick Candy de 36 y 37 años, ambos empresarios de bienes raíces que compraron la lujosa residencia a principios de esta década por menos de $16 millones de dólares. Y es que además de tener su propio nombre (La Belle Epoque), el penthouse también cuenta con un truculento pasado. La lujosa residencia solía pertenecer al banquero y filántropo multimillonario Edmond Safra. En 1999, Safra murió asfixiado dentro del apartamento a causa de un incendio provocado por su propio enfermero. Contratado para atender a Safra de 67 años ya que sufría de Parkinson, el enfermero confesó haber provocado el fuego con la intención de poder salvar Safra y esperando que el banquero luego lo viera como un héroe. El hombre fue enjuiciado y sentenciado a 10 años de prisión.

Poco después del horrible crimen, la viuda del banquero, Lily Safra (quien según la revista Forbes posee un fortuna valorada en $1.2 billones de dólares, convirtiéndola en la persona numero 828 más rica del mundo), vendió el apartamento a los hermanos Candy quienes no escatimaron costos e invirtieron más de $40 millones de dólares en renovaciones.

Se estima que la ganancia generada por los hermanos Candy con la venta de La Belle Epoque será de por lo menos $200 millones de dólares. Los Candy vivían en el apartamento y se presume que se mudarán a otra propiedad que poseen en Mónaco o su yate que está valorado en millones de dólares.

La extraordinaria transacción inmobiliaria confirma el hecho de que Mónaco es uno de los lugares más caros y exclusivos del mundo. Y es que las propiedades en esa región son atesoradas por sus dueños quienes suelen ser extranjeros multimillonarios interesados en residir en el Principado por carecer de gravámenes sobre la renta.

La venta de La Belle Epoque y de propiedades de lujo localizadas en Londres y en Hong Kong, han batido récords de venta en los últimos meses. A principios de agosto, un apartamento de seis habitaciones en el área de Knightsbridge en Londres, fue vendido por más de $216 millones de dólares convirtiéndose en la propiedad más cara en todo el Gran Bretaña. El apartamento se encuentra en un complejo de lujo desarrollado por los hermanos Candy, los mismos empresarios que vendieron La Belle Epoque.

En los últimos seis meses, hordas de multimillonarios han descendido sobre Londres, todos interesados en comprar las mejores propiedades en el mercado. Además, este verano se vio un aumento en los precios de las residencias localizadas en Mónaco, Cap d’Antibes, Saint Tropez y Cap Ferrat –zonas con mucha demanda por ser las ciudades de recreación predilectas de los billonarios rusos y árabes. La tendencia indica que las grandes fortunas del mundo se están recuperando luego de ser golpeadas por la reciente recesión mundial y que el interés de los multimillonarios por el mercado de bienes y raíces de lujo ha vuelto.


Comentarios